DESCARGA AQUÍ NUESTROS MENÚS DE

MASIA CASTELLARNAU

icons-masia-castellarnau-sabadell-04

RESTAURANTE

Disfruta de una exquisita gastronomía catalana en un lugar muy especial

icons-masia-castellarnau-sabadell-02

BAUTIZOS Y COMUNIONES

¡Te ofrecemos un sinfín de posibilidades para hacer de tu evento un día inolvidable!

icons-masia-castellarnau-sabadell-05

CELEBRACIONES

Disfrutar entre familiares y amigos en un lugar para recordar!

icons-masia-castellarnau-sabadell-03

EVENTOS CORPORATIVOS

¡Realiza tu evento en un espacio con encanto especial que se adapta a tus necesidades!

icons-masia-castellarnau-sabadell-01

BODAS 

¿Sueñas con casarte en una masia y tener un evento única?

icons-masia-castellarnau-sabadell-06

PROMOCIONES

Celebra, disfruta y regala Masia Castellarnau

LA HISTORIA

DE LA MASIA
HISTORIA

Desde el siglo XIII

La masía Castellarnau, también conocida como Torre Berardo, es una mansión señorial del siglo XIV que se encuentra en el término municipal de Sabadell, en el Vallés Occidental. Fue edificada entre los siglos XII y XIV y cuenta con dos plantas y vertientes a dos aguas, así como una torre de planta cuadrada, construida en 1575, de 17 metros de altura que tenía funciones defensivas.

CRONOLOGÍA

CASTELLARNAU
1325

La familia Borrell

Entre las masías pertenecientes a la parroquia de Sant Julià de Altura, una de las más destacadas y antiguas era la de Simón de Arnau. En 1325 la familia Borrell compra la masía, por aquel entonces denominada “castillo” y pertenece a esta familia durante más de un siglo.
1462

Disputas entre familias

Uno de los hijos de familia se casa en 1462 con la heredera de la masía Can Maduixer, de Terrassa, y por cuestiones de dotes y dominios de tierras empiezan una serie de disputas, lo que perjudica las relaciones de ambas familias.

La torre más alta

De estas discusiones entre las dos masías surge una pugna que consistía en ver cuál de las dos casas construía una torre más alta en su propiedad. El ganador de dicha disputa fue el heredero de Can Maduixer que, años después, vendió la finca a la familia Viver y que paso a conocerse como Can Viver de la Torre Bonica.
1575

La ruina de los Borrell

La construcción de la torre de Castellarnau provocó la ruina a los Borrell de manera que un hijo del dueño acabó trabajando de panadero en can Viver. Todo por intentar construir una torre más ostentosa que la de su pariente. En la segunda ventana de la torre hay un escudo con las letras JHS, la inscripción de “Montserrat Borrel” y el año de construcción de la torre, 1575.
1622

La venta de la Masia

El 1622 se vendió la finca por el precio de 4500 libras barcelonesas a Francisco Berardo, quien únicamente poseyó Castellarnau durante 26 años, pero de quien conserva el nombre la torre. En 1648, Joan Martí, de Barcelona, compra la propiedad a Francisco Berardo y la estructura de la masía se conserva hasta la actualidad.
2005

Un nuevo espacio

En 2005, la propiedad de Castellarnau construye en el mismo recinto un salón en el que llevar a cabo celebraciones y eventos, actividad a la cual se destina la masía en la actualidad

CONOCE NUESTROS

ESPACIOS

LO QUE DICEN

DE NOSOTROS